k

Querido diario:

Estas notas de ínter evaluación, no han sido mis mejores notas. Según los profesores, sigo hablando en clase, pero mucho menos. Yo, también noto que me estoy controlando cada vez un poco más. Además, es la primera vez que dejo una. Matemáticas. Aunque dicen que eso alguna vez tendría que pasar, ¿no?

Yeray, uno de mis buenos amigos, ha dejado cuatro, y Tere, la tutora, me ha preguntado que si podría venir los viernes con él, a ayudarle a estudiar. Yo, he aceptado sin dudarlo, porque es mi amigo, y no me cuesta nada ayudarle. Pero aparte le ayudo, porque sí yo también repaso la lección, y voy más preparado al examen.

Sin salir mucho del tema, esta semana, esta faltando mucha gente a clase. Entre ellos: Asier, Rubén, David… El lunes y el martes, faltaron nada más y nada menos, que siete alumnos. El miércoles, faltaron ocho, aunque al principio, eran nueve, porque al final de la segunda hora de la mañana, Jon-Ander vino del médico. Hoy, también han vuelto a falta siete personas, pero hemos recuperado a David. Yo, estos últimos días, también me encuentro un poco cogido de la nariz y de la garganta, pero bueno, cada vez estoy mejor.

El otro día, Tere, cambió a algunos de sitio. A mí, me dejó donde estaba, pero, porque le dije que estaba a gusto, que sino… Pero, no solo me gusta ese sitio porque mis amigos están más cerca, sino que, ahí hablo mucho menos que donde estaba antes.

Anuncios